¿GUERRA SANTA? ¡QUE HORROR!

30.03.2012 23:35

En estos días vi por Discovery Channel una película de carácter histórico, sobre el genocidio del pueblo hebreo, en Treblinka Polonia, -campo de exterminio nazi- entre 1942—1945. Allí murieron incineradas 750.000 personas.

La deshumanización y crueldad del III Reich, mostrada por este documental, fue tan impresionante y conmovedora que esa noche sentí de forma vivida como el Señor me animaba a escribir a vuelo de pájaro sobre el origen, misión y devenir histórico de este pequeño gigante llamado Israel.

Al estudiar la Biblia y la historia secular, como los hechos recientes, se puede observar que el peculiar carácter de este pueblo le ha permitido, con algunas excepciones, ser fiel a su raza, cultura, valores éticos y espirituales a través de los siglos.

Pero el carácter especial de esta raza, no es suficiente para comprender el por qué ellos permanecieron –como pueblo Hebreo- tanto tiempo sin tener territorio.

Estoy seguro que la razón de lo anterior se encuentra en que Dios los eligió para desempeñar un papel especial entre las naciones. Fue a ellos desde el principio del tiempo de Dios, que él les dio una comisión importantísima. El apóstol Pablo se hizo la misma pregunta que muchos se ha hecho, y que él mismo se la contesto por inspiración divina: "…¿Qué se gana con ser judío…mucho, desde cualquier punto de vista. En primer lugar, a los judíos se les confiaron las palabras mismas de Dios". (Romanos 3: 1,2 N.V.I) si, ellos fueron el canal por medio del cual nos llego la palabra escrita y encarnada: el Señor Jesucristo. Juan 1:14.

Cristo confirmó lo anterior: "…nosotros los judíos sabemos lo que adoramos, por que la salvación viene al mundo a través de los judíos" (Juan 4:22. la Biblia al Día).

Fue en 1947 que la ONU aprobó una resolución sobre la partición del territorio Palestino o mejor (territorio Hebreo) rechazado por los árabes, y en mayo del 48 se le dio vida jurídica al estado Judío.

La reacción árabe fue la guerra. Ellos se negaron a reconocer el derecho milenario que le asistía al pueblo judío a ocupar ese territorio, (El cual se vieron obligados a abandonar en el año 70 de la era cristiana cuando el imperio Romano asolo a Jerusalén y provocó el éxodo Judío; Levitico26:33 aunque allí permaneció un remanente).

Este éxodo fue a raíz de la muerte de Cristo y su rechazo. El era su Mesías. (Juan 1:11. Mateo 23:34-38) Estos textos resumen a grandes rasgos, el éxodo y sufrimiento del pueblo hebreo hasta nuestros días.

El derecho a que los judíos vivan como nación independiente en dicho territorio, no empezó con el mandato de la ONU en la década del 40, como sostiene extremistas palestinos; lo que hizo la comunidad internacional fue reconocer un hecho histórico: los hebreos vivieron en palestina como nación independiente desde cuando Josué, por orden divina ocupo dicho territorio con el pueblo de Israel. "…Tú y todo el pueblo deberán…cruzar el río Jordán y entrar a la tierra que les daré ustedes los israelitas" (Josué 1:2) ¿Cuánto territorio les dio el Señor? "…desde el desierto de Negeev en el sur hasta las montañas del Líbano en el norte, y desde el mar mediterráneo en el occidente hasta el río Éufrates en el oriente, incluyendo toda la tierra de los heteos…toda la tierra que prometí a sus antepasados". (Josué 1:3,6 la Biblia al Día).

Por negarles este derecho -el radicalismo islámico y palestino son la simpatía de algunos sectores del pueblo árabe- se ha extendido el muro de las lamentaciones, del dolor, destrucción y muerte por todo el mundo. El secuestro y asesinato de deportistas hebreos en Europa en la década del 70. La masacre de judíos en una sinagoga en Buenos Aires. El secuestro y voladura de aviones en diferentes épocas y sitios del mundo, etc.

Sin importar el poderío creciente en lo militar y económico de algunas naciones y organizaciones terroristas; que tienen en la mira la futura destrucción del estado judío; hay un poder indestructible y eterno que es escudo de protección del pequeño Israel: Dios.

El ha declarado sobre el futuro de este pueblo; "así dice el Señor Todopoderoso: salvaré a mi pueblo de los países de oriente y occidente. Judá e Israel ¡no temas, sino cobrad ánimo! Ustedes ha sido entre las naciones objeto de maldición, pero yo los salvaré, y serán una bendición" (Zacarías 8:7-13 N,V.I.)

Todo sistema político, pueblo o persona que se ha levantado contra Dios, y rechaza su voluntad; ha fracasado. La historia es testigo que la anterior afirmación es correcta. Escrito está: "¿tan ignorantes son? ¿Tan sordos a las Palabras de Dios: palabras que El emitió antes que existieran los mundos? ¿Nunca han oído ni entendido? Dios es quien esta sentado…sobre el circulo de la tierra. El sentencia a los grandes del mundo y los reduce a nada. Apenas han comenzado, (a gobernar) apenas comienzan a echar raíces cuando El sopla sobre ellos, marchitando sus obras, y el viento (del juicio de Dios) se los lleva como paja". (Isaías 40:21-24 la Biblia al Día).

El autor de estas reflexiones respeta y reconoce los valores, como la hospitalidad, cultura y ciencia que el pueblo árabe ha aportado a la humanidad a través de su historia. Su análisis solo debe de entenderse desde el punto de vista de la revelación de Dios.

La historia de Israel y los árabes esta íntimamente relacionada desde Abraham, pero el propósito y destino de Israel en el plan eterno de Dios es diferente al de otros pueblos. A la luz de la profecía divina, lo que cuenta en todo estudio Bíblico no es nuestra opinión personal o simpatía a una u otra causa, lo anterior es irrelevante; lo que tiene peso para el creyente es la autoridad de la palabra inspirada de Dios.

No esta por demás decir; que el Señor no dejó sin bendición a los descendientes de Ismael, cuando le dijo a la madre de éste: "de tal manera multiplicaré tu descendencia, que no se podrá contar" (Génesis 16:10 N.V.I.)

El problema del pueblo árabe es que ellos, en su inmensa mayoría, no quieren aceptar el lugar privilegiado que Dios le dio a Israel.

En el pasado; Dios castigó al rey de Asiría y a Nabucodonosor, rey de Babilonia, por que "como ovejas perseguidas por los leones son los israelitas…" victimizaron a Israel, y así como el Señor permitió que en ese tiempo su pueblo volviera a su tierra; el Señor abrió el camino para que después de la segunda guerra mundial, una parte de su pueblo regresara a su país de origen.

"Traeré a Israel de regreso a su patria…" (Jeremías 50:17-19. La Biblia al Día), profecía de doble cumplimiento en un pasado que ya es historia, y en un presente que habla a nuestro corazón, enseñándonos que la iglesia, pueblo de Dios, espera al que vendrá por ella quizás hoy o mañana, y no sabemos si los hijos de Dios estaremos aquí en 2008. Mateo 24:23-27.

Recuerdo como si fuera ayer; -1.948 – los medios de esa época nos informaban de que judíos y árabes se mataban por la posesión del Territorio Palestino.

Los primeros reclaman con títulos divinos; derecho de propiedad "Levántate pasa el Jordán tú y todo tu pueblo, a la tierra que yo (Dios) les doy a los hijos de Israel. Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Eufrates…hasta el gran mar donde se pone el sol, será nuestro territorio;" (Josué 1:3,4. La Biblia al día) y Títulos Humanos: La resolución de la ONU que en 1.948 le dio vida jurídica a un nuevo país: Israel, poniendo fin a siglos de expulsiones y pogromos. El calvario del éxodo había terminado. Desde esa fecha los judíos dispersos en toda la tierra, tenían un suelo patrio donde vivir. Ya no serían parias entre las Naciones.

Los segundos reclaman que Palestina era suya; porque allí nacieron, tenían sus hogares y negocios y además porque Palestina y parte de España; Córdoba, Andalucía etc., era territorio Islámico "por razones históricas". Esto último es tesis de Al Qaeda.

Este breve análisis no es de tipo jurídico o político, que desconozco. Es de carácter Bíblico a la luz de la profecía divina.

Desde su reconocimiento por la comunidad internacional, el estado hebreo ha librado varias guerras para defender lo que para ellos es sagrado y vital: Su derecho ha habitar, con libertad, como Nación independiente, el territorio de sus antepasados, primera guerra 1.948. Segunda 1.956. Tercera 1967. Cuarta 1973. Quinta 1.977.

No han podido vivir en paz. En 1.987 los palestinos, que según algunos historiadores son descendientes de los filisteos, les declararon la "Guerra Santa", que lo único que tiene de Santo es el nombre. Lo anterior ha hecho que el estado de Israel viva en pie de guerra.

Todo lo anterior está en la agenda de Dios, sin que ningún poder humano pueda cancelarla.

Al principio del milenio Cristo vendrá a la tierra.

"¡Cuidado! por que se acerca el día del Señor…En aquel día pondrá sus pies sobre el monte de los olivos, al oriente de Jerusalén… El sol la Luna y las Estrellas ya no brillaran, sin embargo, será permanentemente de día. Solo el Señor sabe como…" Zacarías 14:1, 3,6. La Biblia al día .Apocalipsis 22:3-5, Hechos 1:11.

Israel será convertida a Dios.

"¡Jerusalén… que matas a los profetas y apedreas a los que se te envían!... -Le dijo el señor Jesús a sus hebreos y les advirtió que ya no le volverían a ver hasta que reconocieran al Bendito del Padre y exclamaran- "Bendito el que viene en el nombre del Señor" mateo 23:37-39 N.V.T

"Vienen días – afirma el Señor – en que haré un nuevo pacto con el pueblo de Israel… no será un pacto como el que hice con sus antepasados… pondré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón...¡Nunca más la ciudad –de Jerusalén- será arrancada ni derribada!" Jeremías 31:31,34,40. N.V.I

Israel volverá a tener Gloria

"Ante ti vendrán a inclinarse –los hijos de tus opresores; todos los que te desprecian –en este contexto Jerusalén en sinónimo de la raza hebrea. Se postrarán a tus pies y te clamaran "Ciudad del Señor" Sión del Santo de Israel… haré de ti… la alegría de todas las generaciones…yo soy el Señor; cuando llegue el momento, actuare sin demora". Isaías 60:14,15-22. N.V.I.

"Los hijos –o descendientes de los antisemitas- …te besaran los pies…" vierte del hebreo la paráfrasis, la Biblia al día. ¡Qué escenario tan maravilloso será visto en aquel día; los descendientes de la GESTAPO, Musolini, Stalin, fundamentalistas y todos aquellos que se gozaron y gozan asesinando hebreos, allí estarán inclinados besando los pies de los descendientes de los hebreos, a los cuales sus antepasados torturaron, persiguieron, desterraron y mataron."…Yo soy el Señor; cuando llegue el momento, actuare sin demora".

El reconocimiento de un estado hebreo donde ellos pudieran vivir fue un hecho de justicia, tenían que encontraran un espacio geográfico, un sitio en la tierra donde no fuesen perseguidos y expulsados: Una casa propia.

El espantoso holocausto con pruebas de ceniza humana, que los nazis utilizaban como abono y jabones; confirmo que lo que hizo la ONU fue lo correcto.

Israel es la frontera donde se enfrentan dos visiones diferentes del mundo; visiones culturales y espirituales antagónicas.

Jehová no es Alá, ni la Biblia el Corán, ni el fatalismo musulmán, el libre albedrío hebreo cristiano. Es el límite de dos mundos donde en un futuro estallará una conflagración mundial.

Pilatos le dijo una verdad a los judíos de su tiempo, cuando estos le dijeron: "No escribas "Rey de lo Judíos"…era el quien decía ser Rey de los Judíos" "Lo que he escrito, escrito queda"; fue la respuesta del romano. Juan 19:21,22 N.V.I

El destino final de Israel no lo determinara Al Qaeda, Hezbolá, Siria, el gobernante de Irán o los talibanes. Tampoco las grandes potencias, ni el mundo islámico.

Lo que Dios en su eterno plan determinó para Israel, escrito está por el Señor de la historia; y esto es lo que Él ha declarado sobre el futuro de su pueblo terrenal y de los que procuran su exterminio: "Haré que Jerusalén y Judá sean como tasa de veneno para las Naciones cercanas a Jerusalén, Jerusalén será piedra pesada a todos los pueblos de la tierra, aunque todas las naciones del mundo se unan para tratar de moverla, serán todas aplastadas"

"En aquel día, dice Jehová yo amedrentaré a los ejércitos que vengan en su contra, y actuaran como locos por que yo velo sobre el pueblo de Judá, pero a ellos –los ejércitos gentiles- los cegaré" "las familias de Judá se dirán: "el pueblo de Jerusalén (Israel) ha encontrado fortaleza en el Señor de los ejércitos, su Dios".

"…por que tengo el plan de destruir a todas las naciones que se movilicen contra Jerusalén", (Israel) Zacarías 12:2 – 9. La Biblia al día.

Naturalmente que la restauración de Israel, como está descrita en las profecías citadas, no ocurrirá sin que antes no les llegue persecución, angustia y a muchos de ellos muerte, y es en esos duros momentos de dolor que Él les dará espíritu de arrepentimiento: "…derramare un espíritu de gracia y de suplica, y entonces pondrán sus ojos en mi. Harán lamentación por el que Traspasaron, (con clavos en la cruz, al Señor Jesucristo)"… "En aquel día habrá una gran lamentación en Jerusalén…todo el país hará duelo, familia por familia. "Zacarías 12:10-12 N.V.I

Y es en ese intermedio, entra la invasión a Israel y el arrepentimiento de este pueblo que se manifestara el último Anticristo, el Inicuo, el cual es descrito en 2ª de Tesalonicenses 2:3-9, el cual "…será instrumento de Satanás y vendrá lleno de poder satánico, y…podrá engañar con extrañas demostraciones de poder y falsos milagros."

Pero su reinado será corto porque "…el Señor lo consumirá con el soplo de su boca y lo destruirá con el resplandor de su venida." Verso 8 "¡lo escrito, escrito esta, y así se queda!…" Juan 19:22 la Biblia al día.

Como este estudio es sobre Israel, por obvias razones, poco se cita el cuerpo de Cristo: Su iglesia Universal.

Retrocedemos en el tiempo para conocer las raíces del pueblo hebreo; muchos siglos antes de Cristo. Allá en UR de los Caldeos, Mesopotania -Territorio que hoy corresponde al moderno Irak- nació Abraham hijo de Taré. Allí Dios lo llamó para ir a un destino desconocido para el futuro patriarca.

Este hombre, Abraham, obedeció el llamamiento divino y marcho de Aran - donde su padre se había residenciado - con su esposa Sara y su sobrino Lot a la tierra que en ese momento para él era desconocida. Dios le había dicho: "Deja tu tierra, tus parientes, y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré (y esa tierra fue el mismo territorio que ocupó el pueblo de Dios muchos siglos antes del nacimiento de Cristo). Haré de ti una Nación grande…" Génesis 11:27-31. 12:1,2 N.V.I y esa Nación grande fue y es la misma que hoy se conoce como el Estado de Israel.

Para conocimiento del lector, el territorio que hoy ocupa Israel es mas pequeño que el original, ya que por conveniencia de alta política, las grandes potencias en la década de los 40 reconocieron a los Judíos solo una parte del que Dios le había dado a los hebreos. Josué 1:1-4 Abraham es el fundador y padre de la nación judía. Y el padre (en el área espiritual de los creyentes que por la fe hemos aceptado las promesas de Dios en y por Cristo). "Dios acepto a Abraham por que creyó las promesas divinas…los verdaderos hijos de Abraham son los que tienen plena fe en Dios". Galatas 3:6,7 la Biblia al Día.

Esa promesa dada a Abraham, fue un hecho cuando nació Isaac, hijo de un milagro, Sara estéril y anciana no podía tener hijos. Génesis 16:2,21:1,2 y esa promesa se concretó cuando Isaac engendro a Jacob y este último fue padre de 12 hijos de los cuales salieron las doce tribus que conformaron al pueblo hebreo. Génesis 15:2-6, 25:11,35:23,26. Descendencia que alcanza a ese judío que vive en tu ciudad. Tenemos con el pueblo de Israel una enorme deuda de gratitud "…Haré que seas padre de una gran nación…el mundo entero será bendecido por tu causa". Génesis 12:2,3 La Biblia al Día.

La historia de esta singular nación esta marcada por derrotas y victorias, actos de claudicación y sublime sacrificio, apostasía e integridad, esclavitud y libertad. Tenacidad, fe y esperanza fueron y son la constante de la raza hebrea.

Esclavos de egipcios, babilonios, asirios y griegos. Sometidos al imperio Romano. En el año 636 D.C subyugados por los mahometanos y en la edad media "libertados por las cruzadas cristianas" y después invadidos por el imperio Otomano y convertido en 1922 en el protectorado ingles. Cuando a finales de la década del 30 los Nazis subieron al poder, sonó para esta raza un grito de dolor y muerte.

En la "Noche del Cristal" cada Judío alemán lloro lagrimas de "sangre", perdieron sus bienes - después de haber sido atropellados en sus propios hogares y negocios – y muchos su libertad y vida. En 1940 comenzó para esta raza un viaje de muerte, que culmino con el brutal asesinato de 6 millones de seres humanos incinerados en hornos crematorios; por el "delito" de ser descendientes de Abraham. La consigna Nazi, como la de los fundamentalistas musulmanes, fue y es: "El único judío bueno es el que esta muerto". En la Ucrania ocupada los Nazis mataron 80.000 judíos.

La ferocidad del ser humano cuando su corazón esta lejos de Dios es aterradora. Que los Nazis hallan inventado "La solución final para el pueblo Judío" es comprensible, a fin de cuentas también asesinaron cristianos, porque su filosofía atea se nutría de la "supremacía del más fuerte en el mundo de la biología", el cual fue aplicado en el campo político y militar por Hitler.

La teoría de la evolución llevada a la práctica por este racista, llenó el mundo y ,a Europa principalmente, de huérfanos, viudas y… ¡Cementerios!

Pero que los musulmanes, pueblos profundamente religiosos, hayan tolerado en su seno a grupos que con protestas de reinvidicaciones territoriales estén proclamando la destrucción de Israel, es triste. Lo anterior - y la inquisición - demuestran que la religión sin Cristo es tan despiadada como la política sin escrúpulos. Una vez más, la palabra de Dios es vindicada como verdad absoluta. "Mas Dios muestra desde el cielo su ira contra…los malvados. Sus vidas se llenaron de toda clase…de pecados…odios…amarguras…y se volvieron crueles, inmisericordes." Romanos 1:18-29 La Biblia al Día

Para ser justos hay que reconocer que el sufrimiento del pueblo judío no solo fue causado por la barbarie nazi.

En la edad media los cruzados "cristianos" los persiguieron con el pretexto de que los judíos habían matado a Jesús de Nazaret.

En 1492 los reyes católicos los expulsaron de España, a no ser que apostataran de su fe y aceptaran la fe católica.

Entre los años 1821 y 1906, las autoridades zaristas en complicidad con algunos patriarcas y sacerdotes ortodoxos cazaban a los judíos, como el gato al ratón. En 166 ciudades rusas no escaparon ni siquiera los niños y ancianos. Incontables mujeres hebreas fueron violadas, casas quemadas y familias arruinadas. ¿Cuántos seres humanos perdieron la vida por ser judíos? Incontables. Al grito de "maten judíos" las turbas los masacraban.

Es histórico: cuando el comunismo subió al poder en 1.917, la iglesia ortodoxa y las autoridades zaristas probaron en carne propia la misma receta que ellos habían aplicado al pueblo de Israel.

Lo que impresiona es con la caída de los zares el sufrimiento del pueblo hebreo se multiplico: los camaradas llevaron a los judíos a campos de concentración para "reeducarlos de sus veleidades burguesas." El exceso de trabajo, los brutales castigos, el hambre y las enfermedades llenaron las heladas estepas de Siberia de tumbas judías.

Llegara el día cuando Dios toque la campana del juicio para condenación, y allí estarán entre otros, los perseguidores de Israel y la sonrisa de esos verdugos se convertirá en terror y llanto eterno. "luego vi una gran trono blanco y a alguien que estaba sentado en él. Vi también a los muertos grandes y pequeños de pie delante del trono. Se abrieron unos libros…fueron juzgados según lo que habían hecho, conforme a lo que estaba escrito en los libros. Aquel cuyo nombre no estaba a escrito en el libro de la vida era arrojado al lago de fuego." Apocalipsis 20:11, 12,15 N.V.I

Al estudiar la historia bíblica y secular es aleccionador observar cual fue el fin de todos los imperios, naciones y personas que persiguieron a Israel. Las momias y pirámides Egipcias, las ruinas de Babilonia, el areópago en Atenas, el coliseo Romano, los campos de exterminio y concentración nazi y soviético, etc; son mudos testigos del juicio de Dios. De ellos solo queda el triste recuerdo escrito en los libros de historia.

Del expansionismo soviético y nazi, los principales genocidas del pueblo hebreo, solo supervive el amargo recuerdo de una Europa pisoteada por la bota nazi, y parte de ella en el pasado, sometida a la tiranía del imperio soviético que, en nombre de la libertad, la esclavizo.

En el siglo XX la mano del todopoderoso se cerró sobre la Alemania nazi y su fundador: Adolfo Hitler. En abril de 1.945 este asesino en masa, con los ojos extraviados por el terror, se suicidó, y en mayo del mismo año su imperio se derrumbo. La sangre derramada de millones de seres humanos y las cenizas de 6 millones de judíos que mandó a cremar lo sepultaron.

En los albores de 1.953 el tirano y poderoso líder soviético, Stalín fue llamado por el que siempre negó y menosprecio: el Dios de toda gloria. En 1989 su imperio se fracciono y colapso. Cayendo en la balanza del poder mundial a una posición secundaria.

A estas fieras humanas que mataron más judíos que todos los déspotas que los antecedieron en la historia del género humano; Dios les dijo como a Belsarsar rey de los Babilonios: "y usted…ha desafiado al Señor del cielo… ¡no ha alabado al Dios que le da el aliento de la vida y controla su destino! Y por eso Dios ha enviado estos dedos para escribir este mensaje: "Mene, Mene, Tekel, Uparsin."…Mene significa "numerado"; Dios ha numerado los días de su reino, y han acabado. Tekel significa "pesado"; usted ha sido pesado en la balanza de Dios y no ha pasado la prueba. Uparsin significa "dividido" su reino será dividido y dado…" Daniel 5:23-28. La Biblia al Día.

Esta profecía también se cumplió en La Unión Soviética y Alemania. La primera se fragmento en varios países, la segunda fue, en el pasado, dividida en dos por muchos años. Estos gobernantes no tuvieron en cuenta el origen y la historia de Israel y desecharon el juicio de Dios para los que tocan para mal al pueblo de la promesa. "En torno tuyo -afirma el Señor- seré un muro de fuego- dice el Señor a Israel-…y seré su gloria…dice el…todopoderoso…la nación que toca a mi pueblo me toca la niña de los ojos." Zacarías 2:8.N.V.I.

El contraste entre Israel y los imperios que los persiguieron es impresionante: estos desaparecieron. No así Israel; el cual en pleno siglo XXI es un Estado moderno y de peso entre la comunidad de naciones.

Sus avances científicos en la agronomía, salud, educación, producción de bienes, etc., es espectacular para su tamaño y población. Es la única democracia en el Medio Oriente. Muchos analistas políticos consideran que Israel en un futuro será, el epicentro de la tercera guerra mundial; esto lo ignoran muchos gobernantes, militares y políticos.

Allí estallará la última guerra a la cual Cristo, en su segunda venida le pondrá fin. Lo anterior es claro a la luz de la profecía. "…Vi el cielo abierto, y apareció un caballo blanco. Su jinete se llamaba Fiel y Verdadero. Sus ojos resplandecen como llamas de fuego. Está vestido de un manto teñido de sangre y su nombre es el verbo de Dios. De su boca sale una espada afilada, con la cual herirá a las naciones. El mismo exprime uvas en el lagar del furor del castigo que viene del Dios todopoderoso.

…Vi la bestia y a los reyes de la tierra con sus ejércitos reunidos para hacer guerra contra el jinete de aquel caballo (contra Cristo y sus ejércitos) pero la bestia fue capturada junto con el falso profeta… los dos fueron arrojados vivos al lago de fuego… los demás fueron exterminado… cuando se cumplan mil años, (del milenio) Satanás será liberado de su prisión, y saldrá para engañar a las naciones… a fin de reunirlas para la batalla. Su número será como el de la arenas del mar. Marcharan… y rodearan el campamento del pueblo de Dios, la ciudad que él ama, pero caerá fuego del cielo y los consumirá por completo." Apocalipsis 19:11-21, 20:7-10 N.V.I.

No pretendo con estas breves reflexiones explicar toda la historia de Israel a la luz de las Sagradas Escrituras; pero si animar al lector a investigar sobre tan apasionante tema, el cual nos muestra las misericordias de Dios para con su pueblo terrenal y también, por implicación, con su iglesia; por que tanto el uno como la otra, muchas veces no guardaron su testimonio.

Cuando hablo de la iglesia de Cristo no me refiero a un grupo en particular, sino al conjunto de redimidos que a través de los siglos lavaron sus pecados en la sangre de Cristo y vivieron y murieron con El.

Nota: Estas profecías, en algunas de sus partes dependiendo del contexto histórico y bíblico tienen también aplicación para el pueblo de Dios: su iglesia universal.

La ciudad de Jerusalén es tipo de la ciudad de Dios donde estaremos todos los redimidos. "Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios…" Apocalipsis 21:2, 10-27

El origen del conflicto árabe judío hunde sus raíces en el lejano pasado. Dios le dijo a, "Abran deja tu tierra, tus parientes… y vete la tierra que te mostraré." Génesis 12: 1-3 N.V.I. Cuando Dios le dio este mandato a Abran, ya estaba casado con Sarai. Fue mucho tiempo después que el patriarca y su esposa, por voluntad divina, se llamarían Abraham y Sara. Génesis 17:5,15.

Por ser Sara estéril y pasar los años en que Dios le había prometido un hijo, Génesis 15:5 y este no llegaba, Sara se desesperó y le dijo a su esposo; "…ve y acuéstate con mi esclava Agar. Tal vez por medio de ella, podré tener hijos." Génesis 16:2 N.V.I. Abran acepto la propuesta de su esposa conforme al marco cultural de su medio en esa época. Fue de esta relación extramarital de Abraham con Agar, producto de la impaciencia de Sara y tolerancia de su esposo. No quisieron esperar el tiempo de Dios, el cual les había dicho: "…al tiempo señalado volveré a ti, y según el tiempo de la vida, Sara tendrá un hijo." Génesis 18:14, que nació Ismael padre de la nación Árabe. Génesis 16: 1-4.

Este fue el Génesis de un conflicto que abarca siglos de historia. Dos mujeres con visiones espirituales distintas; Sara adoraba al Dios verdadero, Agar demonios con el nombre de dioses, una libre, la otra esclava, una madre conforme al plan de Dios, la otra madre por voluntad de Sara que en su apresuramiento quiso "ayudar" a Dios y no tuvo la sabiduría de esperar en El.

Fue mucho tiempo después del nacimiento de Ismael que nació el hijo de la promesa. Génesis 21:1-3.

"Agar al darse cuenta que estaba embarazada de Abraham comenzó a mirar con deprecio a su dueña, la cual a su vez la maltrataba…" Génesis 16:4 N.V.I. Agar nunca acepto que la bendición de Dios al mundo se daría por medio de Isaac y su descendencia y no por medio de su hijo Ismael. Génesis 17: 18,19 N.V.I.

Antes de nacer Ismael el Señor le dijo a Agar; "…será un hombre indómito como asno salvaje. Luchará contra todos y todos lucharán contra él; vivirá en conflicto con todos sus hermanos." Génesis 16:11,12 N.V.I. Es histórico: los árabes siempre han tenido conflictos sangrientos entre si.

La amargura de Agar contaminó a su hijo y éste, a su vez, a sus descendientes. Solamente el perdón puede romper la espantosa cadena de amargura. Cuando uno ve y lee –por los medios de comunicación- el odio de los que animan a sus hermanos de raza y credo a matar Judíos e "infieles", puede ver el espíritu "fiero y salvaje" de Ismael, en muchos de sus descendientes. Es justo reconocer que una minoría de árabes, quiere la paz. Cuando el ser humano tiene en poco la autoridad y propósito divino como lo hizo Agar, las consecuencias serán en sus descendientes destructivas. Es la maldición de siembra y cosecha, herencia maldita que contamina y se proyecta a través del tiempo en personas, comunidades y naciones,"…cuando castigo a alguien por sus pecados, el castigo alcanza a sus hijos, a sus nietos y a sus bisnietos…" Exodo20:5 L.B.D.

Solo cuando las personas buscan a Dios y reciben su perdón y amor en Cristo, la cadena de odio será rota. Juan 1:12

Esta guerra que empezó en un corazón altivo y amargado, contamino no solo a Ismael sino a una raza y cultura. Hebreos 12:15.

Un connotado psicólogo e historiador cristiano nos dice: "así como heredamos idioma, raza; cultura de nuestros antepasados; también valores, ejemplos y tendencias morales y espirituales".

En esta guerra árabe israelí en que solo se descansa para seguir matando, los primeros le han agregado al conflicto un elemento altamente explosivo: la religión Islámica y es en ese contexto religioso que el terrorismo mata sin escrúpulos morales. Su teoría es simple y aterradoramente macabra. "Nuestra guerra es santa, es por Alá, su profeta y el Islam".

Hace muchos años el líder palestino Arafát expreso: "tenemos el legitimo derecho a matar a los sionistas- entre líneas a los judíos- y a todos los que los apoyen". Este tipo de declaraciones y otras similares, ha llenado al mundo de violencia; trenes, autobuses, aviones, almacenes, mercados, etc., han sido volados con su correspondiente rosario de muertos por los mensajeros de Alá, que creen que el fin justifica los medios. Y los medios son crueles, brutales y despiadados. Ciudadanos de diferentes nacionalidades han sido despedazados por los explosivos colocados por personas llenas de desprecio y amargura.

Este fenómeno, el terrorismo, del fundamentalismo musulmán, que tiene como meta aniquilar a Israel, se ha convertido en amenaza mundial que solo Dios podrá ponerle fin, conforme su propósito y voluntad. Las Sagradas Escrituras nos dan el correcto diagnóstico sobre la verdadera naturaleza del corazón humano."…ellos - las personas que no conocen la verdad que se manifestó en Cristo – conoce la verdad de Dios por instinto, pues el ha puesto ese conocimiento en sus corazones… se llenaron de toda clase de impiedades, pecados…odios, envidias, homicidios…amarguras…se volvieron crueles, inmisericordes. Sabían… que el castigo que impone Dios a esos delitos es la muerte (y la condenación) y sin embargo continuaron cometiéndolos, e incitaron a otros cometerlos…" Romanos 1:19-30 L.B.D.

NOTA INFORMATIVA:

Se dice que un musulmán es inconvertible, pero tal juicio no es verdad. Si usted amado lector/a conoce a un musulmán en su ciudad, procure relacionarse con el propósito de mostrarle a Cristo.

El que escribe estos artículos tiene alguna experiencia en esta área, ya que en el pasado se relacionó con comerciantes palestinos. Me permito hacer unas sugerencias sobre el particular.

  1. Respételos, no menosprecie su religión y cultura.
  2. No los ataque en sus creencias, si quiere que el Señor lo utilice.
  3. Sírvalos con amor, si tiene oportunidad.
  4. No pretenda evangelizar mujeres musulmanas si es usted varón, deje ese ministerio a una hermana.
  5. No provoque discusiones, recuerde: el musulmán solo reconoce los 16 primeros capítulos de Génesis, el resto de las Escrituras judío cristianas para él no es la Palabra de Dios.
  6. Cristo en el islamismo solo es un profeta inferior, para ellos, Mahoma es el único y gran profeta.
  7. Solo hay un puente para tocar el corazón de un musulmán: el amor incondicional de Dios, un testimonio brillante y la oración. Dios hará el resto. Si en su vida no hay lo anterior. No pierda su tiempo. Dios solo utiliza con efectividad a hijos comprometidos con El.

Lo que Dios ha puesto en mi corazón:

Dios solo usa a los que aman a las personas con sinceridad, no tanto por su conocimiento y menos a las que han hecho de la manipulación un sistema de vida. Relaciones santas y de amor, no de poder, pero ese amor tiene un costo y llega con dolor; dolor de un corazón quebrantado que hace fluir llanto.

Aprender a verter llanto por las almas sin Cristo y por las carnalidades de algunos hermanos es asunto de compasión. "Quienes siembran con lágrimas cosecharan con alegría…" Salmo 126:5. El Señor esta esperando a los que lloran mientras siembran.

Solo este amor une corazones para sentir la alegría, tristeza, dolor y necesidad con aquellos que con lenguaje mudo, nos suplican que nos identifiquemos con ellos en su camino solitario y oscuro y nos "gritan" en su silencio su vació, melancolía y desesperanza y esta es la condición espiritual del mundo Islámico. Y de muchos en nuestro medio

Pablo sentía dolor de parto en su ministración (Galatas 4:19). ¿Qué sentimos nosotros?, ¿Cuál es nuestra prioridad como discípulos?. Abdul Kasán era musulmán, conoció a Cristo por el testimonio y oración de un misionero Irlandés. Nos dice el hermano Abdul: "Mateo me hablaba de Jesús con pasión, su mirada clara expresaba bondad, varias veces cuando yo resistía su mensaje, sus ojos se inundaban de llanto. Este varón era de vivir santo, nunca se enojaba cuando mi padre lo maltrataba. Un día pensé: este hombre conoce a Dios y es cristiano. Este extranjero fue el bendito instrumento que me llevo a Cristo mi Salvador y Señor. ¡Cuantos Mateos necesita nuestro pueblo!"

Señor: danos un corazón de amor como el de tu siervo.

Hay un hecho entre las relaciones entre Agar y Sara que es importante tener en cuenta: "…al darse cuenta Agar de que estaba embarazada, comenzó a mirar con desprecio a su dueña" y Saray le aplico a su esclava la ley del talión; "comenzó Saray a maltratar a Agar" Génesis 16:4-6 NV I.

Desprecio y maltrato ha sido una constante entre judíos y árabes. Cuando alguien nos mira con desprecio ¿Cuál es nuestra actitud? Aprender lo correcto me ha costado lágrimas. Cristo es nuestro ejemplo (Mateo 11-29).

Ese desprecio una expresión de un corazón amargado, marco a Ismael ya que este cuando "…el niño Isaac creció…se burlaba de…Isaac." Génesis 21:8,9 NVI. Despreciar a los ojos de Dios es grave. Agar desdeñó a la futura madre del hijo de la divina promesa, y por implicación, a la promesa; al resultado de esa promesa, Isaac, y al que la dio; el Dios de la Gloria.

Cuando no hay arrepentimiento el pecado permanece y se proyecta a través del tiempo, afectando a personas inocentes, contaminando familias, naciones y culturas. Hay una especie de "genética" espiritual y moral, que uno trasmite a su descendencia. Los padres marcamos a nuestros hijos con nuestras motivaciones, ejemplos y palabras.

Nuestras "pequeñas" guerras familiares, confecciónales y de intereses egoístas nacen de nuestro malvado corazón. Santiago 4:1.

Padres: procuremos que nuestros hijos reciban la bendición de observar en nosotros un espíritu de ternura, compasión y perdón; aun para con aquellos, que por diferentes circunstancias, nos desprecian, maltratan y dicen de nosotros lo que no es verdad. Mateo 5:11. "que su amabilidad sea evidente a todos…" Filipenses 4:5 NVI.

No hay maldición sin causa, ni dolor sin motivo, y tan cierto como que las chispas se elevan en el aire, nos dice la Escritura: "…las penas no brotan del suelo, ni los sufrimientos provienen de la tierra." Job 5:6. Nuestros pequeños serán impactados por nuestro testimonio.

La realidad del sufrimiento de Israel es un hecho histórico, al cual los judíos han aportado su cuota de responsabilidad. Pero aun así; este pueblo es caro al corazón de Dios. Génesis 17:7,8.

Cuando escribía este artículo el Espíritu Santo trajo a mi mente las palabras de un egipcio. Hace muchos años este hombre me dijo: "en el culto islámico Ismael es el hijo de la promesa, Sara e Isaac fueron impostores." Esta enseñanza del Islam es como un hilo conductor que conecta a través del tiempo a Agar, la egipcia, y a su hijo Ismael, con los árabes y la religión islámica, hasta nuestros días.

En una entrevista se le pregunto a un poeta judío: "¿Cuál cree usted que es el sueño mas anhelado de todo judío?" esta fue su respuesta: "soñamos criar a nuestros hijos en paz, y que nuestros jóvenes lleguen a ancianos, soñamos con un Oriente medio en paz, soñamos que nuestros vecinos no nos hagan víctima de su horrorosa guerra "santa", soñamos que nos dejen soñar nuestro sueños, sin el temor permanente a ser despedazados en autobuses, plazas y mercados por las bombas humanas de los "enviados" de Ala, y su profeta."

Allá en un Kibbutz, (granja judía), los naranjos florecidos esparcen su fresca y suave fragancia, que invita a la quietud, meditación y ensueño. Las sombras de la noche cubren el desierto, y un anciano judío contempla con nostalgia el firmamento salpicado de estrellas;- las misma que contempló al pie de su tienda, en un lejano pasado Abraham;- de pronto percibe en lo profundo de su corazón, el suave susurro de la voz de Jehová el Dios de él y de sus antepasados que irrumpe con claridad en su mente: " a tus descendientes, doy este país, desde el torrente de Egipto hasta el gran río Eufrates… a ti y a tu raza después de ti…" repentinamente su meditación es interrumpida por la alarma de la sirena que llama a los pobladores del área a buscar refugio; por que del sur del Líbano los misiles del hezbollah, como rayos vengadores, rompen el silencio de la noche y su rugido muere con la explosión y con esta llega la muerte y la destrucción: un edificio había sido impactado, tres Hebreos y un turista Europeo habían sido alcanzados. ¡Cuantas esperanzas e ilusiones arrebató la muerte!

El "regalo" de los discípulos del profeta era claro: no hay perdón ni reconciliación para el hebreo. La herencia del desprecio a la vida había cobrado su cuota de muerte. Alguien dijo. "el problema del ojo por ojo es que al final, todos quedan ciegos."

Cierto es que en ambos pueblos (algunos gobiernos árabes moderados desean la paz) hay millones de personas que prefieren un arreglo amistoso; pero existen poderosas minorías que hacen imposible toda solución pacifica. Estos pueblos sienten temor de un pasado marcado por el dolor la destrucción y la muerte. De un presente, en que los intereses políticos, económicos, culturales y estratégicos de las grandes potencias se hacen sentir con creciente presión.

El petróleo y el radicalismo de grupos y gobiernos fundamentalistas, han hecho que Oriente Medio sea una de las regiones más inestables del mundo. Temor al futuro, por que el terrorismo mata toda esperanza de paz. El espíritu "fiero y salvaje" de Ismael, solo acepta la rendición y, en el peor de los casos, la aniquilación del Estado de Israel.

El temor y la desconfianza es una constante entre judíos y árabes. Miedo de Israel: millones de árabes y musulmanes son sus vecinos. Le es imposible eludir esa vecindad. Temor por la seguridad de sus ciudadanos vulnerada por el terrorismo suicida, que los ha declarado objetivo militar.

Miedo de los árabes: ellos saben la gran capacidad militar y disciplina del ejército hebreo. Este pequeño David -según algunos políticos- posee "colmillos" nucleares y estaría listo, como Sansón, llegado el momento, a morir con todos los filisteos.

Lo que sí podemos afirmar con la autoridad de la Palabra de Dios: nadie por poderoso que sea, podrá exterminar al pueblo escogido del Señor. Éste, como Su Iglesia, están en manos del que todo lo puede. El mensaje profético hacia el futuro es claro: "mi pueblo es como ramas secas de árbol (sin vida), quebradas … son nación necia, pueblo insensato, puesto que se aparta de Dios … pero tiempo vendrá en que uno por uno los recogerá el Señor como quien escoge granos con la mano. (Eso esta haciendo el Señor en nuestros días) …en aquel día sonara la gran trompeta y muchos que estaban para morir … serán librados…" Isaías 27:11 -13 LBD.

Profecía de doble cumplimiento; una parte ya es historia, la otra tendrá su cumplimiento en un futuro no lejano. Escrito está: "el cielo y la tierra pasarán, pero mi palabra jamás pasara." Lucas 21:33 NVI. "porque la profecía no ha tenido su origen en la voluntad humana sino, que los profetas hablaron de parte de Dios, impulsados por el Espíritu Santo." 2 Pedro 1:21 NVI

La historia secular confirma que las Escrituras declaran la verdad: Dios, sin violar el libre albedrío de sus criaturas, dirige las naciones y a los hombres conforme a su propósito eterno; que el bien prevalezca sobre el mal, que al final toda la creación reconozca que él es el Señor y que todos los suyos, cuando la presencia del pecado llegue a su fin, reciban todos las bendiciones que Cristo ganó para nosotros en la cruz. "Así dice el Señor a Ciro…a quien tomo de la mano…para someter a su dominio a las naciones…para que sepas que yo soy el Señor, el Dios de Israel…aunque tu no me conoces. Yo formo la luz y creo las tinieblas, traigo bienestar y creo calamidad. Yo, el Señor, hago todas estas cosas." Isaías 45: 1-9. Apocalipsis 21:1-4.NVI "Su gloria resplandece y resplandecerá eternamente en la creación; los cielos proclaman la gloria de Dios" Salmo 19:1 El es Señor del tiempo y la historia. En el presente todos los gobiernos, organizaciones y personas cumplen- sin saberlo- los designios- de Dios. En el futuro todo lo escrito en Su Palabra, será cumplido. Bien dijo el científico Eisnten hablando de la creación y la historia: "Dios no juega a los dados." Es decir; en el universo de Dios, nada es casual. Hay de parte de Él, un eterno plan de amor.

A la luz de lo anterior, un día Israel reconocerá con dolor y llanto al que sus antepasados hicieron morir en la cruz, comprenderán y aceptaran que Él es el mismo Señor y Salvador del cual dieron testimonio los profetas de su pueblo en el pasado, y del cual escribió admirablemente el profeta Isaías, en el capitulo 53 del libro que lleva el mismo nombre. "Sabrás entonces que yo el Señor, soy tu Salvador…tu redentor." Isaías 60: 15,16

En América Latina hay colonias de judíos. No tengo conocimiento cuantos cristianos se han comprometido ante el Señor a darles testimonio del Señor Jesucristo. Ellos necesitan nuestras fervientes oraciones. Es un privilegio mostrarles el amor y gracia del que los amó y murió por sus pecados. ¿Quién les predicara el Evangelio del arrepentimiento, Salvación y Gozo? Tú y yo, querido hermano ¡estamos en deuda con ellos!

Contacto

Cristianos-colombia

tulitogomez2000@yahoo.es

Buscar en el sitio

Fotografía utilizada según la normativa de Creative Commons Steve Wilson - over 2 million views thank you  Dios os bendiga

Haz tu página web gratisWebnode