CUANDO EL SILENCIO NO ES ORO

31.03.2012 00:02

Todo tiene su tiempo…tiempo de callar, y tiempo de hablar.” Eclesiastés  3:1

Escuché hace años a un predicador contar la historia de un hermano de su congregación, el estaba peleado con su esposa y escogieron en su enojo el camino del silencio. Una noche él cayó en cuenta de que necesitaba que ella lo llamara de madrugada para tomar un vuelo para un negocio importante en la capital del país. Al no querer humillarse a sí mismo y de esa manera ser el primero en romper el silencio, le dejó una nota de que lo llamara a las cuatro de la mañana. A la mañana siguiente él se despertó y se dio cuenta con preocupación que había perdido su vuelo, su pasaje y su negocio. Enfurecido de un salto se levantó para recriminar a su esposa por tan imperdonable comportamiento, cuando notó que en la mesita de noche había un pedazo de papel que decía: “son las cuatro de la mañana, levántate “

Tal vez esta historia nos haga sonreír, porque como decimos aquí: Al que pide una taza de caldo se le dan dos, pero este no es el tema. Demás está decir, Dios no quiere que sus hijos tomen represalias. No; no todo silencio es oro, porque hablar es esencial para tener relaciones eficaces. Lo anterior es tan cierto que los mudos tienen su lenguaje. Cuando niño mi madre me decía: “Tulio el silencio es oro.” Tal vez sería y es porque yo hablo mucho, como una lora mojada, aunque con los años he aprendido que en algunos casos el silencio si es oro, y oro no de dieciocho quilates sino de veintidós. Pensando en aquellas situaciones en que  el silencio no es conveniente, el Señor trajo a mi mente, al menos tres casos donde el silencio no tiene ningún valor.

  1. EL SILENCIO NO ES ORO, CUANDO UNO LO USA COMO ARMA DE VENGANZA  o de manifestar ira o disgusto en determinada situación. De hecho, tal tipo de silencio es una violación al mandamiento del Señor de confrontar en el marco del amor, tacto y sabiduría, a aquellos que nos han ofendido.

Por tanto si tu hermano peca contra ti, ve repréndelo estando solos, si te oyere has ganado a tu hermano”. Mateo 18: 15. En este caso el silencio es la prueba de que hay resentimiento.

 

  1. El SILENCIO NO ES ORO CUANDO NOS NEGAMOS A DEFENDER A ALGUIEN DE CRÍTICAS INJUSTAS, chismes y rumores maliciosos.

Hace algunos años alguien atacó a un misionero extranjero en mi presencia, con el cual yo había tenido algunas diferencias. El ataque era tan injusto, que yo salí al instante en su defensa. El estaba en este país por amor al Señor, no por segundos motivos, como su acusador decía de este hombre de Dios. Sin dudar le dije a este hombre: “No toques a un ungido del Señor con la calumnia, ni atentes contra su carácter de hombre bueno.” Sentí paz de Dios en el corazón.

 

  1. EL SILENCIO NO ES ORO CUANDO CALLAMOS ANTE EL MAL por conveniencia, miedo o indiferencia. Como el secuestro, la violación y asesinatos de niños, no recibe en nuestro medio un rechazo masivo de nuestra sociedad, ni duras condenas en las cortes y jueces, el mal impera, y como alguien dijo: “Cuando callan los buenos, se imponen los malos.” Nuestras iglesias muchas veces callan y en este caso, el silencio no es oro.

Moisés reiteró que el silencio es también consentimiento.

El dio instrucciones sobre cómo tratar con las mujeres solteras que hacían votos de permanecer virgen, etc., conforme a la antigua cultura de Israel en el marco de la ley.

Más si una mujer soltera, que vive en casa de su padre promete a Jehová que hará o no hará algo, y su padre oye que ha hecho voto y NO DICE NADA, el voto de ella será válido. Pero si el padre se niega a darle el permiso para hacer el voto, o siente que la penitencia a que se ha comprometido es demasiado dura, entonces la promesa quedará…anulada. EL PADRE DEBE DAR A CONOCER SU DESACUERDO EL PRIMER DIA QUE SE ENTERÓ DE LA PROMESA. Entonces, Jehová la liberará porque su padre no quiere que ella lo haga.” Números 30:3-5. La biblia al día.

Su silencio le daba consentimiento y aprobación a las acciones de ella, o como dice un dicho, “El que calla otorga,”

Debemos prometernos como creyentes, no callar cuando debemos hablar. Porque en tal caso, el silencio no es oro, sino chatarra; y en todo lo que hagamos, hablemos o no hablemos, Cristo sea glorificado.

Contacto

Cristianos-colombia

tulitogomez2000@yahoo.es

Buscar en el sitio

Fotografía utilizada según la normativa de Creative Commons Steve Wilson - over 2 million views thank you  Dios os bendiga

Haz tu página web gratisWebnode