SOLO CRISTO TE PUEDE LIBERAR

30.03.2012 23:23

Vivimos en una época de elasticidad moral en cuanto a valores, principios y costumbres. Algunos escritores de los medios nos informan que después de la Segunda Guerra Mundial, nuestro mundo ha entrado en un acelerado proceso de degradación moral. Que todas las sociedades han ido perdiendo la visión, el discernimiento entre lo que es el bien y el mal; aún aquellas naciones que se nutrieron en el pasado de un cristianismo que hundía sus raíces en la Palabra de Dios: (Las Sagradas Escrituras), como USA, Inglaterra, algunos países del Norte Europeo, en Oceanía, Australia y Nueva Zelanda.

Vivimos en el umbral de los tiempos de los cuales nos alertó el Señor Jesucristo y el Profeta Isaías, como consta en las Escrituras: "Tal como sucedió en los tiempos de Noé. Así también será cuando venga el Hijo del Hombre… Lo mismo sucedió en tiempos de LOT comían y bebían, compraban y vendían, sembraban y edificaban. Pero el día que LOT salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre y acabó con todos". (Lucas 17: 26-27 N.V.I.) "Ay de los que llaman a lo malo bueno… que tienen a las tinieblas por luz… Ay de los que se consideran sabios, y de los que se creen inteligentes. En aquel día… si alguien contempla la tierra, la verá sombría y angustiada, y la luz se ocultará tras negros nubarrones". (Isaías 5:20- 21,30 N.V.I).

A la luz de lo anterior, es de provecho observar, como los seres humanos somos especialistas en ponerle nuevas etiquetas al viejo frasco de veneno, con el propósito de minimizar el mal y en lo anterior, el hombre "se considera sabio y se cree inteligente"; en lo religioso, a la herejía la llama "sana doctrina", en el mundo de los negocios se dice que: "en amores y dinero toda arma es válida"; en la consecución del poder político se mata, roba, secuestra y chantajea a gente inocente a la vez que se proclaman y levantan consignas y banderas de libertad, dignidad y justicia social.

Se nos dice que: El hombre culto y de mente avanzada debe tener una mentalidad liberal (para el pecado), de acuerdo con los nuevos tiempos y por lo mismo no debe creer en valores anticuados, viejos anacronismos de mentes retrogradas dignos de haber nacido en la edad media.

La lógica humanista en muchos círculos de intelectuales, es de relativismo moral y de ceguera espiritual. Por lo mismo el adúltero y fornicario tiene una nueva etiqueta: Son personas que dan curso libre a sus impulsos sexuales para liberarse de la frustración que sufren los "pobrecitos" en su mundo interior.

De los homosexuales, y esta es la reflexión del presente artículo, se nos dice que son personas con "inclinaciones diferentes y que como el problema es genético, a ellos les es imposible cambiar, ya que la problemática en estas personas es orgánico, no de conducta ni de libre elección y por lo mismo ellos no son responsables de sus inclinaciones homosexuales".

YO NO ESCRIBO PARA AGRADAR A OTROS, SINO PARA DECIR EL CONSEJO DE DIOS COMO ESTÁ EN LAS ESCRITURAS INSPIRADAS. PERO Sí LO HAGO CON RESPETO Y COMPASIÓN COMO CORRESPONDE A UN DISCÍPULO DE CRISTO.

El homosexual como la lesbiana viven en un mundo interior anormal que ellos mismos se han construido, y que en muchos casos, otros han participado; violando el orden natural con que Dios creó a la pareja humana desde el principio, formando al hombre y a la mujer con órganos genitales diferentes para que se complementaran el uno con el otro,"…Varón y hembra los creó…" (Gen.1:27).

Dios no creó al hombre para que se uniera sexualmente con otro hombre, ni menos para que se casaran personas del mismo sexo.

Hoy, los homosexuales prefieren que los llamen Gay "Los alegres" y en muchas naciones, los Legisladores les han abierto una puerta de aceptación legal por medio de nuevas leyes, integrándolos a la sociedad cuando resuelven casarse entre ellos, como "esposos" con todos los derechos y prerrogativas de los matrimonios hechos entre un hombre y una mujer; con el argumento de una nueva etiqueta: "de los derechos de igualdad y de el libre desarrollo de la personalidad".

Los sexólogos, Psicólogos, Antropólogos, etc. Nos dicen que el problema es de origen genético, cultural, ambiental, de raíces Psicológicas, etc.

Para mí como cristiano, el diagnóstico correcto nos lo da el Señor que nos creó y que todo lo sabe. En Romanos 1:26-28 Dios llama a la práctica homosexual "pasiones vergonzosas, relaciones antinaturales, actos indecentes, perversión y depravación mental". Y el juicio de Dios para los que se gozan y quieren permanecer en tales prácticas es claro: "…Los que llevan vidas inmorales, los fornicarios, adúlteros, idólatras, los homosexuales, no tendrán parte en el reino de Dios"

(1 Corintios 6:9 N.T.V.)

Si algún lector tiene inclinaciones a prácticas homosexuales, tengo para usted un mensaje de esperanza: Dios lo ama, Cristo llevó su pecado en el calvario, El quiere perdonarlo y restaurar su vida, sólo le pide que haga lo que hizo la adúltera; ella fue arrepentida a los pies del Señor Jesucristo y por lo mismo pudo escuchar palabras de vida. "…Ni yo te condeno vete y no peques más".

En varios países Europeos, el matrimonio entre homosexuales es un hecho, pero es notable que la católica España es el único país en el mundo, hasta donde yo se, que fue más allá de Holanda, Bélgica, etc. Al aprobar una ley en que un matrimonio homosexual puede adoptar hijos.

En un hogar los hijos van creciendo y su único patrón de referencia en los años formativos son sus padres. Los niños imitan a sus padres, las niñas a sus madres. Ellos son su primer ejemplo. En este orden de ideas los niños van desarrollando su personalidad masculina y las niñas la femenina de acuerdo a la imagen de sus padres en conjunto. Este desarrollo de la personalidad se confunde y pierde en un hogar gay. La formación psicológica, moral y espiritual en un hogar así, traerá consecuencias impredecibles y destructivas en la personalidad de los infantes, ya que los modelos gay o de un matrimonio entre lesbianas, no es el que Dios instituyó. Ellos tienen trastornos en su personalidad en una cuestión tan vital, como lo es el sexo y la sexualidad. Y como modelos no están en condiciones de darles a sus hijos(as) adoptivos una buena formación en esa área, acorde con la naturaleza masculina o femenina que los adoptados necesitan, así los padres adoptivos, en otras áreas, sean buenas personas.

¿Cómo juzgó Dios en el pasado a dos sociedades, Sodoma y Gomorra, porque desde el más viejo hasta el más joven se acostaban y vivían con personas del mismo sexo? (Génesis 19:4-8). En pocas palabras Cristo resume el juicio eterno de Dios sobre los que tienen tales prácticas: "…Llovió fuego del cielo y azufre y acabó con todos". (Lucas 17.29) ¿Cómo los juzga hoy? "…No heredarán el reino de Dios… Los Sodomitas ni los pervertidos sexuales". (1 Cor. 6.9 NTI).

En el periódico de provincia, "La Crónica" con fecha 09-07/2005, la Periodista VALENTINA MEJIA nos dice en nota periodística lo siguiente: "Juzgar a estas personas (los homosexuales y lesbianas) no es bueno, porque hay entre ellos gente solidaria, de espíritu cívico, cultos y excelentes personas".

Yo no los juzgo ni condeno, es el Todopoderoso que lo hace, y ante su juicio yo digo AMEN. No dudo que entre los homosexuales hay muchas personas con buenas cualidades e importantes posiciones en el mundo de las letras, etc. Pero el Señor lo que juzga es un pecado que El llama corrupción, maldad, perversidad, y que rompe el orden natural del propósito de Dios al crear dos seres con sexo distinto, para que en el vínculo matrimonial fueran una unidad la cual es tomada en Las Escrituras como símbolo, para enseñarnos la relación y unidad entre Cristo y su iglesia. Dice la Escritura: "Los esposos… deben mostrar a sus esposas el mismo amor que Cristo mostró por su iglesia, Cristo murió para hacer de ella una iglesia santa y limpia… presentándola a sí mismo gloriosa, sin mancha… santa e inmaculada… así deben amar los esposos a sus esposas: como parte de su cuerpo. Porque la esposa y el esposo son uno, ¡el hombre que ama a su esposa se ama a sí mismo! Se que esto es difícil de entender; pero ilustra la manera en que somos parte del cuerpo de Cristo". Mal puede un matrimonio de homosexuales o lesbianas, servir de ejemplo e ilustración para la unidad, amor y cuidado que Cristo tiene por su iglesia.

Si usted tiene hijos tenga cuidado en la crianza y con qué clase de persona se relaciona, los niños internalizan muchos valores sociales, la influencia de pandillas de barrio y la amistad intima de niños mayores puede afectar el carácter en formación de su niño(a).

La sociedad sin Cristo está enferma de pecado. Todo cristiano en particular y la iglesia de Cristo en general, debe evaluar su ministerio (así no sea oficialmente Pastor). En dirección a los problemas sociales y psicológicos que nos rodean, vivimos en un contexto de opresión maligna, debemos compartir nuestro testimonio de liberación de la cual hemos sido objeto, por el poder Redentor de Nuestro Señor Jesucristo.

Estas personas por las que Cristo murió, debemos tratarlas con gentileza, tacto y compasión cristiana. Quizás nuestro testimonio lo use el Espíritu Santo, para que el Señor Jesús los liberte del terrible yugo del homosexualismo. Sólo Cristo transforma. La ciencia médica transexualiza; más en El, todo es posible.

Hablando a los cristianos corintios Pablo les dice: "¿No saben que los malvados no heredaran el reino de Dios? Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los sodomitas, ni los pervertidos sexuales…" "y eso eran algunos de ustedes. Pero ya han sido lavados… santificados… justificados en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo y por el Espíritu Santo de nuestro Dios"

(1 Corintios 6.9-11 V.N.I.).

¡Gracias al Señor por su poder transformador!

Contacto

Cristianos-colombia

tulitogomez2000@yahoo.es

Buscar en el sitio

Fotografía utilizada según la normativa de Creative Commons Steve Wilson - over 2 million views thank you  Dios os bendiga

Haz tu página web gratisWebnode